martes, 11 de julio de 2017

Fuentes de estrés y emociones en el profesor de Matemáticas de secundaria, en la provincia de Badajoz

estrés, emociones, enseñanza de las Matemáticas, profesorado de Matemáticas Secundaria


Los niveles de estrés laboral, las emociones, las actitudes, ... influyen de manera importante en la enseñanza/aprendizaje y, consecuentemente, en el rendimiento escolar

 Este 10 de julio de 2017 se ha leído, en la Universidad de Extremadura, la última tesis que he dirigido, en este caso conjuntamente con mis compañeras y amigas Eloisa Guerrero Barona, Profesora Titular de Psicología Evolutiva y de la Educación y Ana Caballero Carrasco, Ayudante Doctora de Didáctica de la Matemática, ambas en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.
El objeto de investigación era indagar acerca del estrés y las emociones del profesorado de Matemáticas de la provincia de Badajoz y se enmarcaba dentro de uno de los proyectos nacionales y regionales que nos concedieron hace unos años. Ha sido un estudio cuantitativo que nos ha permitido, además, construir, validar y aplicar un cuestionario específico cuyos resultados nos han dado una fotografía muy interesante sobre la situación del profesorado en nuestra provincia.

Es evidente que la situación personal del profesorado influye, de manera muy importante, en la enseñanza/aprendizaje y, por ende, en el rendimiento escolar en todas las materias del currículo. Por ello, es importante conocer y describir, de manera precisa, las situaciones que le influyen, sus inquietudes, y sus necesidades, entre otras cuestiones, para poder tomar decisiones que ayuden a mejorar la calidad de la enseñanza. Eso es lo que se ha realizado en relación a los niveles de estrés que puedan tener y su relación con la alegría, tristeza, ira y miedo que puedan originar.
Muchas son las situaciones que se viven en las aulas que condicionan la actividad profesional del profesor de Matemáticas, en este caso. Unas tienen que ver con las condiciones donde se desarrolla el trabajo como la violencia en las aulas, la relación y/o implicación con las familias (alumnos y padres) que en demasiadas ocasiones no valoran la educación, la falta de interés y motivación del alumnado, la baja consideración social de la docencia, la relación con los compañeros, etc.
estrés, emociones, enseñanza de las Matemáticas, profesorado de Matemáticas Secundaria
Una diapositiva de la presentación de la tesis
Otras con las actuaciones de la administración como los continuos cambios en la política educativa, los currículos excesivos que provocan presiones en el tiempo, los programas inadecuados de formación inicial y permanente y la falta de promoción, entre otros.
Finalmente, con la propia materia o los procesos de enseñanza/aprendizaje en el siglo XXI como la relación con el contenido matemático y su organización en el aula, los bajos resultados en las evaluaciones de los alumnos, su falta de motivación e interés, la atención a la diversidad, el uso (o no uso) de las TIC/TAC (algunas ya no tan nuevas) para enseñar conocimiento matemático, etc.

El profesorado debe ser consciente de la repercusión que estas situaciones, a las que se enfrenta cada día, y reflexionar sobre ellas, ya que influyen sus actitudes, emociones y, consecuentemente, en su práctica docente y en el rendimiento de sus alumnos.
La administración debe considerar estos estudios para poder hacer programas adecuados que ayuden a los profesores a mejorar su actividad profesional cada día. Uno de los resultados más contundentes hace referencia a que los programas de formación permanente del profesorado no tienen en cuenta las necesidades profesionales ni personales de los profesores de Matemáticas. Supongo que al resto le pasará igual.

En cualquier caso, tengo la sensación que es predicar en el desierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario